Ahora que llega el frio y queremos elegir un sistema de calefacción eficiente para nuestra vivienda son varios los factores que debemos tener en cuenta.

4 sistemas de calefacción eficiente

Ahora que llega el frio y queremos elegir un sistema de calefacción eficiente para nuestra vivienda son varios los factores que debemos tener en cuenta. Actualmente existen diferentes sistemas de calefacción más eficientes y ecológicos que los tradicionales, que nos permitirán conseguir un importante ahorro en la factura de nuestro hogar. Pero, es muy importante que, antes de tomar cualquier decisión y elegir el mejor sistema para tu hogar, deberemos valorar ciertos factores myst importantes. 

¿Qué implica un sistema de calefacción eficiente?

El mercado actual nos ofrece una gran variedad de sistemas de calefacción eficiente, son aquellos que nos permiten ahorrar en el consumo energético de nuestra casa sin renunciar al confort térmico.

Eso sí, la eficiencia de un sistema depende de diversos factores, como el combustible utilizado, el tipo de instalación con la que cuenta la vivienda, las necesidades de confort y, además, depende también de la climatología de nuestro entorno. 

¿Cuáles son los sistemas más demandados en la actualidad?

Aerotermia

En zonas no muy frías, este es uno de los sistemas de calefacción más eficientes y más demandados hoy en día, este sistema es ideal para lugares con inviernos suaves y veranos calurosos. La aerotermia nos aportará calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria en una única instalación.

Este sistema extrae la energía del aire a través de una bomba de calor por lo que se considera energía renovable. Otra de sus múltiples ventajas es que ofrece un gran rendimiento a un coste muy bajo, aunque el coste de su instalación puede ser inicialmente elevado. 

Calderas de biomasa

En las zonas donde los inviernos son más fríos, uno de los sistemas mas eficientes para tu hogar son las calderas de biomasa. Estas funcionan con pellets, un biocombustible sólido que se obtienen a partir de residuos agrícolas, residuos forestales, cultivos energéticos o bien industrias.

Gracias a la facilidad para encontrar residuos, los pellets son uno de los combustibles más baratos y seguros del mercado los cuales nos permitirán calentar muy rápidamente superficies muy extensas.

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son mucho más recomendables para casas pequeñas y zonas de clima templado donde no se les vaya a dar un uso muy elevado.

Una de las mayores ventajas para optar por este sistema, es que el coste de la instalación es escaso o, en el caso de los modelos portátiles, nulo. Son más versátiles y exigen muy poco mantenimiento. Su gran inconveniente es que la electricidad, a día de hoy, es mucho más cara que el gas o la biomasa.

Los radiadores eléctricos son una buena opción si sólo queremos calentar una zona concreta de la casa o si se van a usar de forma esporádica en días puntuales.

Calderas de condensación a gas

Estos equipos ofrecen un mayor rendimiento y un menor consumo de combustibles fósiles lo que se traduce en menos emisiones de CO2 en la atmósfera y un ahorro bastante importante en la factura de gas.

Este tipo de calderas aprovechan el calor residual que se pierde en forma de vapor de agua, generando un rendimiento extra que permite consumir entre un 15 y un 30% menos de gas según el tipo y el uso que le demos a nuestra instalación.

Las calderas se pueden adaptar a cualquier tipo de instalación, bien con radiadores o bien con suelo radiante, y esto se vera reflejado en un ahorro considerable de la factura de tu hogar.

Consejos para aumentar la eficiencia de nuestro sistema de calefacción

Existen una serie de medidas que podemos, y debemos, seguir para que nuestro sistema de calefacción sea lo más eficiente posible:

  • Termostatos: Nuestro sistema de calefacción deberá incluir termostatos programables que nos permitirán hacer un uso inteligente y eficiente de nuestro sistema de calefacción, programando la temperatura adecuada y programando su funcionamiento cuando sea necesario evitando un consumo innecesario.
  • Revisar que no existen pérdidas de calor: Es muy común que en la mayoría de viviendas nos encontremos con rendijas, ventanas o puertas mal selladas e incluso deficiencias en su aislamiento. Debemos ponerle solución si queremos evitar perdidas innecesarias de calor. 
  • Mantenimiento de la instalación: Realizar un mantenimiento adecuado de nuestros equipos hará que no debamos invertir en futuras reparaciones y garantizará el correcto funcionamiento de todo el sistema. 
  • Control energético: Gracias a la inversión en un sistema de calefacción eficiente, es posible no gastar más energía de la necesaria.

Y tú, ¿qué tipo de calefacción utilizas en tu hogar? ¿Crees que dispones del sistema de calefacción más eficiente según tus características y necesidades? ¿Estas pensando en renovar tu sistema actual? 

Si quieres descubrir las ventajas, e invertir, en una fuente de energía más limpia, eficiente y sostenible este invierno, desde Expert Juanola podemos ayudarte. ¡Ven a vernos!