En los últimos años, muchos son los usuarios que, han visto los patinetes eléctricos como una solución alternativa de movilidad dentro de las grandes urbes repletas de tráfico y con altos niveles de contaminación.

Los patinetes eléctricos y las nuevas formas de movilidad urbana

El futuro de la movilidad es impredecible y cambia rápidamente, pero lo que sí tenemos claro es que los ciudadanos evolucionan y apuestan por formas de movilidad menos contaminantes y que permitan moverse por la ciudad más rápidamente. 

En los últimos años, muchos son los usuarios que, han visto los patinetes eléctricos como una solución alternativa de movilidad dentro de las grandes urbes repletas de tráfico y con altos niveles de contaminación.

Los patinetes eléctricos son unas completas herramientas de movilidad urbana, portátiles  e ideales para las grandes ciudades, donde día tras día el acceso al tráfico se restringe más y mas debido a los protocolos anticontaminación, el aparcamiento reducido y los altos niveles de emisiones registradas. De este modo, muchas personas dejan su coche y se desplazan en estos patinetes eléctricos hasta sus puestos de trabajo o a hacer cualquier tipo de recado. 

Los usuarios que decidan adquirir este método de transporte alternativo, pueden utilizar sus patinetes eléctricos y dejar aparcados sus coches en los garajes por si tienen que llevar a cabo desplazamientos más largos. Cabe mencionar que, gracias a su peso y tamaño, se puede acceder con ellos (plegados) en cualquier transporte público.

Ventajas de adquirir un patinete eléctrico 

Olvídate de los atascos

Como ya mencionábamos anteriormente, el reducido espacio que ocupan los patinetes eléctricos y su bajo peso, hacen que puedas moverte fácilmente entre el tráfico parado y tomar rutas alternativas según te convenga. Esto se traduce en que llegarás antes a tu destino y te evitarás colas infinitas. 

Opción más ecologica 

Muchas de las grandes ciudades nuestro país han implementado protocolos para que la movilidad sea más sostenible y establecen tediosas restricciones en sus centros neurálgicos. Debido a que utilizas un transporte poco contaminante podrás obviar sin problemas las restricciones en la movilidad.

Muy prácticos 

Los patinetes eléctricos son pequeños, ligeros y los hay que incluso se pliegan, por lo que pueden dejarse en casi cualquier lugar. Piensa que, a la hora de guardarlo en casa, un patinete eléctrico ocupa menos sitio que una bicicleta.

Menos inversión inicial 

A diferencia de lo que pueda llegar a costarnos un coche o una moto, lo que nos puede llegar a costar un patinete no tiene punto de comparación. Tampoco podemos comparar el consumo en gasolina con el gasto eléctrico. Si bien es cierto que se tienen que cargar muy regularmente, su consumo es reducido.

Autonomía

Los nuevos avances tecnológicos han permitido que la autonomía de los nuevos patinetes eléctricos sea más que suficiente para poder disfrutar recorriendo varios kilómetros sin miedo a quedarse tirado.

Esta varía dependiendo del modelo, van desde los 10 km de autonomía hasta 40, tiempo más que suficiente para poder ir y venir de aquellos lugares a los que nos debamos desplazar y se sitúen a distancias relativamente lejanas.

Eco-friendly 

Cada vez son más las personas concienciadas ante la terrible situación del medio ambiente, por lo que otra de las ventajas de un patinete eléctrico ecológico es el respeto  que ofrece por nuestro planeta. 

No cabe duda alguna que la proliferación de estos vehículos de batería han supuesto una gran solución para conseguir reducir los niveles de contaminación en la atmósfera, ya que no desprenden gases tóxicos o contaminantes de ningún tipo, no como sucede con coches y motos.

Si bien es cierto que las ventajas de adquirir un patinete eléctrico son muchas, debes tener muy claro todo lo que puedes y lo que no puedes hacer con tu patinete eléctrico antes de lanzarte a realizar el gasto.

En Expert Juanola te ayudamos para que elijas el que mejor se adapte a las necesidades de tu día a día. ¡Ven a vernos!