¿Máquina de café con cápsulas o café molido?

¿A quién no le gusta tomar café de buena mañana? Levantarte y tomar una buena taza de café recién hecho, es la rutina más habitual para la mayoría de personas. Esta bebida también se toma a lo largo del día, por eso es normal preguntarnos… ¿Qué tipo de máquina es la mejor según mis necesidades? ¡Vamos a descubrirlo! 

Hay tantas opciones en el mercado para comprar una buena cafetera, que es bastante complicado decidirse por un tipo o por otro, pero estamos seguros que después de leer este artículo vas a saber cuál es la perfecta para ti y los tuyos. 

Cafeteras de cápsulas

Estas populares cápsulas contienen el café molido en su interior. Pero, ¿cómo funcionan? al insertar las cápsulas en la máquina de café estas son perforadas, el agua caliente va pasando a través de la cápsula y, una vez ha terminado, tendremos nuestra taza de café lista para tomar. No es de extrañar que, este tipo de cafeteras estén ganando terreno en el territorio español, dada su comodidad y su facilidad de uso.

Estas máquinas también ofrecen una amplia gama de cápsulas donde elegir. Es mas, muchas de estas cafeteras no se limitan solamente a preparar cafés, también tés o chocolates, bebidas azucaradas…

¿Cómo utilizar la cafetera de cápsulas correctamente?

En primer lugar, deberás llenar el depósito de agua mineral.

Insertaremos la cápsula de café.

Pulsamos el botón hasta que se pare, y ya estará todo listo para disfrutar de un buen café.

Como puedes observar, estos son pasos muy sencillos que harán tu día a día mucho más fácil. 

Ventajas de las cafeteras de cápsulas 

  • Comodidad y facilidad de uso, esto implica rapidez y manejabilidad.
  • Limpieza rápida, es una cafetera pequeña y fácil de limpiar.
  • Nos ofrece una gran versatilidad, nos permite preparar café, chocolate, té…
  • Diseños modernos, coloridos, compactos y elegantes.
  • Perfecto para la comodidad de tu hogar.
  • Su precio es cada vez más asequible.

Desventajas

Estas cafeteras solo se puede utilizar con cápsulas y estas no son muy económicas, en un primer momento solo se podían utilizar con cápsulas del mismo fabricante pero, a día de hoy, encontramos diferentes opciones de marca blanca a un coste menor.

Si nuestra idea es preparar muchas tazas de café, deberemos tener en cuenta que solo podremos ir una a una, esto nos acaba por no compensar si lo que queremos es preparar un termo, por ejemplo. 

Cafetera espresso o tradicional 

Este tipo de cafeteras destacan por preparar un café con mucho más cuerpo, más intenso y fuerte que su actual rival, las cápsulas. Muchos amantes del café la consideran la mejor máquina de del mercado.

Normalmente, estas máquinas constan de diferentes partes, como el portafiltro, el filtro, la boquilla y la bomba de presión. Su preparación tampoco es mucho más larga que la cafetera con cápsulas ya que, puede preparar un delicioso café en tan solo 2 minutos.

Es muy habitual ver este tipo de máquinas en cafeterías y restaurantes aunque su uso en el entorno doméstico es cada vez más común. Las cafeteras espresso de uso doméstico alcanzan la presión necesaria gracias al vapor y eso las convierte, en el complemento ideal para cualquier amante del café. 

¿Cómo utilizar correctamente las cafeteras espresso tradicionales?

Llenamos el filtro con el café molido.

Compactamos el café, dentro del filtro, al gusto, cuánto más café molido insertemos, más intenso será el resultado.

Colocamos el portafiltro y nos aseguramos de que esté bien colocado.

Encenderemos la máquina de café y en un máximo en 2 minutos tendrás un café excepcional.

Ventajas de este tipo de máquinas

  • Prepara un café con un sabor único y más intenso que el de cápsulas. 
  • Ofrece una gran versatilidad, ya que con este tipo de máquinas podremos prepara distintos tipos de cafés. 
  • Algunas de estas cafeteras incluyen, también, un espumador para la leche.
  • Los diseños se han adaptado a las necesidades domésticas siendo cada vez más pequeñas y manejables.

Desventajas

Necesitan mucho más mantenimiento y limpieza, debido al uso de café molido, estas se ensucian mucho y hay que dedicarle bastante tiempo a limpiarla correctamente para poder mantener nuestra máquina en buen estado.

Tampoco tiene una gran capacidad, si queremos preparar más de dos cafés deberemos repetir el proceso de preparación.

Cómo podemos observar, ambos tipos de cafetera tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Si lo que estamos buscando es una resultado más profesional y elaborado optaremos por una cafetera tradicional. Pero, sí de lo contrario, queremos resultados más rápidos y versátiles, optaremos por una cafetera de cápsulas.

Si lo que quieres es elegir la cafetera que mejor se adapte a ti, puedes contactar con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que sea necesario para garantizar tu satisfacción total. ¡Ven a vernos!